En el post anterior, os di la receta para hacer las galletas y aquí os cuento los trucos para conseguir que os queden perfectas para decorarlas.

1.- Para conseguir que la mantequilla se integre con el resto de ingredientes, tiene que estar a temperatura ambiente. Esto sólo se consigue dejando el paquete de mantequilla fuera de la nevera. ¡No hay atajos! No sirve acercarla a algo caliente porque no queremos mantequilla blanda, tampoco sirve meterlo en el microondas porque no la queremos derretida. La mantequilla estará a “temperatura ambiente” cuando al presionarla con el dedo no se resista. Si tenemos prisa, el único truco que sirve para adelantar el proceso es quitándole el envoltorio a la mantequilla y cortándola en cubitos.

2.- El azúcar glass lo tendremos que tamizar para conseguir una textura totalmente lisa en la galleta, más agradable a la hora de comerla y más bonita a la hora de verla para poder decorarla con fondant o glasa real. El azúcar glas cuanto más fino mejor.

3.- El huevo también tiene que estar a la misma temperatura que la mantequilla para que no se corte la manquilla. Os recomiendo que saquéis de la nevera la mantequilla y el huevo a la vez.

4.- Si tamizáis la harina ayudaréis a que se absorba mejor la mantequilla y la incorporación con el resto de ingredientes sea mucho mejor.

5.- La leche va a ayudar a ligar toda la harina con la masa. La cantidad a usar varía mucho en función de la harina que se utilice por lo que hay que echar de cucharada en cucharada hasta que veamos que ya esté incorporada.

6.- El sabor le da el toque personal de cada uno así que esto va en función de gustos. Aquí podréis ver un montón de sabores. Los más tradicionales como vainilla, limón o naranja y los más novedosos y atrevidos como violeta, algodón de azúcar o rosas.

7.- Los mejores cortadores son los de acero. Hay un montón de formas y luego os servirán como molde para decorarlas con fondant. Para evitar que se oxiden, lavarlos con un trapo húmedo y secarlos bien con un papel de cocina. No os recomiendo meterlos en el lavavajillas.

8.- Para dar forma a las galletas, la masa se corta mejor cuando está fría. Estira la masa, colócala en la nevera y pasado a menos 3 horas, utiliza los cortadores para darles forma. Una vez cortadas, vuelve a meterlas en la nevera. Pasados 10 minutos estará listas para meterlas al horno.

9.- La bandeja del horno tiene que estar fría cuando coloquemos la masa de las galletas. Si colocamos las galletas sobre la bandeja caliente, la mantequilla se derretiría y las galletas perderían su forma. Si os cabe la bandeja del horno en la nevera, os recomiendo que la metáis con la masa ya cortada sobre el papel de horno.

10.- Saca las galletas del horno cuando aún estén blandas ya que seguirán cocinándose mientras se enfrían. Para decorar las galletas, déjalas enfriar al menos 2 horas.

Y ahora…todos a hacer galletas 🙂   Cualquier duda, preguntarme y si os animáis, enviarme fotos de las que hagáis!!!