Con el calor que está haciendo… ¿a quién no le apetece una fresquita y rica limonada? A mí sí!!!!! Y es tan fácil de hacer que repetirás seguro!

Esta receta es para hacer la típica limonada americana casera, muy refrescante, económica y sana 🙂 que se hace en dos sencillos pasos con un sirope casero para conseguir que el azúcar quede perfectamente disuelto y se pueda consumir durante horas incluso, al día siguiente, sin que el azúcar quede al fondo.

Esta receta es perfecta para las fiestas, bodas, cumpleaños y demás eventos en los que se preparan las botellitas de plástico  o las jarras de cristal rellenas de limonada que se beberán horas más tarde y el azúcar no quedará al fondo.

Yo la hago con azúcar moreno porque me gusta más el sabor y es más sana que la blanca pero la puedes hacer con el azúcar que prefieras.

INGREDIENTES para el sirope:

200 gr. de agua

100 gr. de azúcar

La corteza de medio limón

INGREDIENTES para la limonada:

225 ml del sirope casero

5 limones grandes

600 ml de agua fría

Hielo en cubitos
PREPARACIÓN EN 2 PASOS:

1.- Lo primero es hacer el sirope. Pon el agua, el azúcar y la corteza de limón en un cazo a fuego lento y removiendo con una cuchara de madera hasta que el azúcar esté totalmente disuelto. Viértelo en la jarra y déjalo enfriar mientras haces el siguiente paso.

2.- Corta los limones por la mitad y exprímelos. Vierte el zumo de limón en la jarra sobre el jarabe realizado, rellena con 600 ml de agua fría y añade el hielo removiendo ligeramente.

¡En 15 minutos tendrás tu limonada casera lista para degustar!

La limonada es la bebida perfecta para cualquier fiesta y queda ideal en los dispensadores de bebidas para refrescarse en cualquier momento.

dispensador bebidas

Si lo prefieres, puedes añadir cualquier otra fruta para preparar una refrescante bebida afrutada y disfrutarla en las jarras de cristal con la pajita que más te guste.