Preparar el butter cream es muy sencillo y es esencial para la decoración de cupcakes y tartas. Lo más importante es lograr la consistencia cremosa adecuada. Te cuento mi receta preferida que es con el aroma de vainilla y te doy otras ideas para que puedas variar los sabores.

Italian Buttercream.....there is nothing like this! Worth the trouble....I made it once and put in 1 1/2 tsp. cherry extract - frosted chocolate cupcakes with this.....it was beautiful and soooo good!
INGREDIENTES: 250 gr. Mantequilla (SIEMPRE a temperatura ambiente) 350 gr. azúcar glass (SIEMPRE muy fino para no notarlo en la textura)
1 cucharita de extracto de vainilla

PREPARACIÓN:
Batir la mantequilla a temperatura ambiente con la pala (si usáis, la termomix poner la mariposa) velocidad media (en la termomix, velocidad 3)
Añadir el azúcar glass poco a poco pero sin pausa sin dejar de batir.
Cuando la mezcla haya aumentado de volumen, este cremosa, blanquecina y muy suave, echar el extracto de vainilla y ya estará lista para decorar!
Si os ha quedado muy “dura” podéis ponerle un par de cucharadas de agua y volver a batir.

Textura del butter cream

Textura del butter cream

 

Lo recomendable es utilizarla nada más hecha ya que tendrá la textura perfecta y al cambiar de temperatura esta puede variar.
Si las vais a utilizar para decorar cupcakes, ponerla en la manga pastelera con la boquilla elegida y listo!
Si la vais a utilizar para cubrir la tarta antes de poner el fondant, utilizar una espátula para extenderlo por igual en toda la superficie.

Podéis sustituir el aroma de vainilla por cualquier otro aroma de sabores, concentrados o en pasta. Hay una gran variedad de sabores. Los concentrados no darán color pero los de pasta si.

También podéis hacer el butter cream con las cremas de sabores.

Sólo tienes que mezclar 250 gramos de la crema que más te guste con 125 gramos de mantequilla a temperatura ambiente. En este caso sustituís el azúcar glass y el aroma por la crema que ya lo tiene incorporado.

Mezclar la crema con la mantequilla en la batidora o termomix hasta que quede homogénea y cremosa.

Es la forma más sencilla de hacer butter cream con sabores muy variados: chocolate, albaricoque, arándanos, café con leche, caramelo, coco, frambuesa, fresa, kiwi, leche merengada, limón, mandarina, mango, melocotón, mora,  naranja, natillas, piña, plátano, vainilla y…chocolate blanco!!!!

¿Cuál es tu sabor preferido? Combina el sabor de la tarta o cupcakes con el del butter cream y sorprende a todos los invitados con nuevos sabores 🙂