Te cuento la mejor receta de galletas para decorar con fondant o glasa real. Paso a paso para que disfrutes al hacerlas. Si alguna vez has hecho galletas y no conseguiste la forma perfecta… Te cuento el truco!!!

Los ingredientes:

250 gr. de mantequilla a temperatura ambiente

250 gr. de azúcar glass

1 huevo a temperatura ambiente

650 gr. harina tamizada

1 chorrito de leche para ligar la masa

La dosis recomendada del aroma que queráis usar

Con estas cantidades salen 40 galletas de unos 10 cm. En función de la forma que les deis os saldrán más o menos. A mí me gusta hacer siempre la mitad de la receta ya que será todo más fácil

 

La preparación:

PASO 1: Con la pala, batir la mantequilla a velocidad 3 durante 1 minuto. Parar la máquina y bajar con una espátula lo que haya en las paredes para volver a batir la misma velocidad durante otro minuto.

PASO 2: Cuando veas que la mantequilla tiene una textura suave, baja la máquina a velocidad 1 e incorpora el azúcar glass tamizado a cucharadas. Cuando el azúcar esté totalmente integrado, vuelve a subir a velocidad 3 hasta que la mantequilla esté blanquecina y tenga una textura esponjosa.

PASO 3: Añade el huevo ligeramente batido y el aroma del sabor que le quieras dar. Bate a velocidad 1 hasta que esté toda la mezcla integrada.

PASO 4: Introduce la harina tamizada a cucharadas a la velocidad más baja posible sin parar la máquina. Cuando estés llegando casi al final de la harina, la masa comenzará a desmigarse. Incorpora un chorrito de leche y bate de nuevo hasta que se forme una bola.

PASO 5: Cuando hayas conseguido una masa uniforme cortarla en cuatro trozos iguales. Coge cada uno de los trozos por separado y lo colocas sobre un papel de hornear. Pon otro papel de hornear encima de la masa y lo estiras con un rodillo. Cuando consigas el grosor deseado para las galletas, guarda la masa estirada en la nevera entre los dos papeles de hornear y haces lo mismo con los tres trozos restantes.

PASO 6: La masa se debe enfriar en la nevera un mínimo de 3 horas. Cuanto más tiempo mejor. Puedes poner los cuatro trozos ya estirados, uno sobre otro con el papel de hornear entre ellos, en la misma bandeja de horno en la nevera.

PASO 7: Pasado el tiempo, sácalo de la nevera y utiliza el cortador con el que queráis dar la forma deseada a las galletas.

PASO 8: Coloca todas las galletas del mismo tamaño sobre la bandeja de horno para que se hagan todas por igual. Con esta receta al no llevar ningún tipo de levadura, la galleta no aumenta de tamaño pero siempre es conveniente dejar un par de centímetros de separación entre galleta y galleta. Vuelve a meterlas en la nevera. Este paso es el truco para que las galletas no pierdan la forma.

La masa que haya sobrado la puedes unir y repetir desde el paso 6 para hacer otra tanda.

PASO 9: Precalienta el horno a 180º mientras las galletas están en la nevera ya cortadas y preparadas en la bandeja de horno.

PASO 10: Introduce la bandeja con las galletas durante un mínimo de 10 minutos. Cuando lo saques del horno, las galletas tienen que estar un poco blandas, porque endurecerán al enfriar.

Una vez sacadas del horno, hay que dejarlas enfriar al menos dos horas para decorarlas.

 

¡Y ahora, os animo a que las hagáis y si tenéis alguna duda, preguntarme!!!