El otro día me preguntaron como podía hacer para teñir el bizcocho y que al cortar la tarta se viera el contraste del rosa con la crema…es muy fácil y el resultado espectacular!

 

Foto vía pinterest

Lo único que necesitas es colorante en gel y la receta de tu bizcocho preferido. Ten en cuenta que el bizcocho tiene que ser blanco (no de chocolate ) para poder teñirlo. Te dejo la receta de la tarta de vainilla que yo utilizo:

INGREDIENTES:

4 huevos
380 azúcar
310 harina                                                                                                                                                                           250 ml de butter milk
1 taza aceite de girasol                                                                                                                                                       1 cuchara de aroma de vainilla                                                                                                                                                                          1 sobre levadura
1 cucharita sal

PREPARACIÓN DEL BIZCOCHO:

1.- Mezcla el huevo y el azúcar a 37 grados 6 minutos, velocidad 4

2.- Añade el aceite a velocidad 3

3.- Añade el Butter milk y el aroma de vainilla

4.- Y por último, todo lo seco (tamizado y batido a mano) también a velocidad 3 y sin parar la batidora

TEÑIR EL BIZCOCHO:

Una vez tengas preparada la masa lista, es el momento de teñirla del color que quieras. Con un palillo coge el colorante y lo vas mezclando con la masa. Ten en cuenta que el horno apagará el tono por lo que tienes que verlo más fuerte de lo que quieras que te salga.  Mezclalo bien hasta que quede toda la masa con el mismo color, viertelo en el molde y al horno.

Para que no se pegue el bizcocho al molde, puedes ver aquí el truco en cuatro sencillos pasos. Sale tan bien que no tendrás que frotar el molde y el bizcocho sale perfecto para poder decorarlo. Recuerda que no debes desmoldar el horno nunca en caliente. Una vez que esté frío, puedes cortarlo por la mitad con la lira para poder rellanarlo con la crema que prefieras.

Puedes alternar una capa sin teñir con otra teñida o simplemente combinando el color de la crema. El resultado sorprenderá a todos los invitados!!!

 

¿Te animas a hacerla?